+34 961 855 850 info@albogarden.com

Cyclamen persicum y sus cuidados

Cyclamen persicum y sus cuidados

El Cyclamen persicum es una de la plantas estrella del otoño e invierno. Esta planta es de origen persa, y se la conoce también como Violeta de los Alpes. Es inigualable como planta de flor. Algunos de los factores de su éxito son su amplia gama de colores florales, el aspecto exótico de sus hojas, su resistencia al frío y su gran período de floración.

En su Centro Comercial de Jardinería Albogarden en Valencia encontrará una amplia selección de estas variedades durante gran parte del año. Disponemos de diversos tamaños: desde los llamado minis en maceta de unos 10 centímetros de diámetro… a los maxis de tamaños alrededor de 15 centímetros.

Así, el Cyclamen persicum y sus cuidados alcanzan un valor a destacar para asegurarnos todo el partido ornamental a esta planta. Tampoco debemos olvidar que también puede ser utilizada como planta de interior durante bastante tiempo.

Cuidados del Cyclamen persicum en interior

Ubicación:
Aunque es considerada como una planta de temporada, bien cuidada puede durar varios años. Recordemos que permanece en estado de reposo durante la estación cálida y seca del año, brotando con la bajada de las temperaturas y comienzo de las lluvias.

Plantas de Cyclamen

Cuando disfrutamos del Cyclamen como planta de interior no debemos olvidar que en realidad es una planta de exterior, por lo tanto, dentro de casa la ubicaremos en lugares con la máxima iluminación posible, lejos de las fuentes de calor como por ejemplo los radiadores durante el invierno. Entre los 12 y 15ºC es como mejor viven. Un buen consejo es sacarlas al balcón o terraza de vez en cuando para que se mantengan bien fuertes.

También es importante la ventilación. Las bajas temperaturas en ambientes húmedos son factores muy propicios para la aparición de la Botrytis. En tal caso, en nuestro departamento de sanidad vegetal encontrará los productos más indicados para su control.

Riego:
La regaremos directamente a la maceta, evitando no encharcar el sustrato, por lo que si le ponemos un plato debajo de la maceta, una vez escurrida toda el agua, deberíamos tirar la restante. Es una planta sensible al exceso de agua.

Abonado:
En cuanto al abonado del Cyclamen, al ser una planta de flor, la fertilizaremos cada 15 ó 20 días con un abono líquido aportado al agua de riego. El tipo aconsejado es el abono para plantas de flor, que no se exceda con el nitrógeno para evitar un desarrollo tierno de la planta. El abono rico en potasio es determinante para la calidad de la floración.

Transplante:
Normalmente no necesitará de un trasplante a una maceta mayor. De hacerlo, la época del año más aconsejable es después de la floración, con la entrada de la primavera. El ‘sustrato de exterior’ o ‘sustrato universal’ son los más adecuados para esta planta.

Cuidados del cyclamen persicum en exterior

El Cyclamen persicum al exterior, se comporta como una planta muy rústica. Apenas necesita cuidados especiales.

Ubicación:
La plantaremos en un lugar de semisombra y fresco.

Sustrato:
Debe estar sobre una tierra bien mullida, que podemos enriquecer con la mezcla de un sustrato de plantación en una proporción del 15 al 25% según la calidad de la tierra existente en el jardín.

Cyclamen persicum

Marco de plantación:
Para macizos o parterres las plantaremos a una densidad de plantación definitiva ya que es una planta que no adquiere grandes dimensiones diferentes a la de su compra. Tendremos la precaución de no enterrarlas más allá del nivel que venía en la maceta. Enterrar excesivamente su bulbo es sinónimo de pudrición del mismo.

Riego:
Es una planta que no necesita mucho riego y si podemos la regaremos sin mojar su follaje y flores.

Abonado:
El abonado puede ser el mismo que utilicemos para el mantenimiento del jardín. Sólo debemos de tener la precaución de evitar que a consecuencia de los riegos la planta llegue a la noche mojada, ya que la humedad y el frío son condiciones ideales para la Botrytis.

Poda:
En el tiempo, podemos ir retirando sus flores marchitas para evitar que se pudran sobre la planta. El Cyclamen no necesita ningún tipo de poda.

Conservación del bulbo:
No hay que desechar tras la plantación la planta. Esta es una de las más rentables, por su larga floración y por ser una herbácea tuberosa que se puede naturalizar y conservar hasta 20 años si se respeta su período de latencia.

Fuente en Madrid con Cyclamen

Curiosidades del Cyclamen

Lucen tanto en el interior como ejemplares solitarios, en composiciones florales y en el exterior. Son famosos los parterres en muchas ciudades, que suelen lucir en los meses más fríos bellos tapices de estas flores.

Entre las curiosidades que encontramos de esta planta en www.cyclamen.org está la de que esta planta ha dado nombre a un color rosa intenso con visos violetas: el color cyclamen, tan apreciado por diseñadores de moda como Christian Lacroix.

En su hábitat natural, el Cyclamen persicum crece en las nieves de las Alturas del Golán, en Israel, pero también entre las lápidas del cementerio turco de la isla de Rodas, en el Egeo. El Cyclamen de las Cícladas figura en la composición de perfumes.

Sin embargo, su tallo subterráneo guarda un activo tóxico de potente efecto purgante; será por eso que en el lenguaje de las plantas, esta bella flor comunica desconfianza.

Así que aquí te esperamos, además de Cyclamen, los pensamientos, los brezos y otras plantas llevan la contraria a un invierno triste y sin flores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies