+34 961 855 850 info@albogarden.com

Flores y Plantas en el Día de los Enamorados

Flores y Plantas en el Día de los Enamorados

El primer registro que existe sobre la comercialización del Día de los Enamorados, es el que señala a la norteamericana Esther A. Howland a mediados de la década de 1840, como la precursora de la venta de tarjetas regalo con dibujos de enamorados y motivos románticos que ideó y realizó, vendiéndolas por unos centavos en la librería que regentaba su padre en Worcester (Massachusetts), las cuales se convirtieron en todo un éxito.

Nuestro Centro de Jardinería se engalana para esta festividad del Día de los Enamorados, recibimos un montón de plantas para regalo que podemos vestir con preciosas macetas y adornos de lo más románticos. Y lo más importante, nos das el presupuesto y nosotros te lo arreglamos, no necesitas gastarte una fortuna para sorprender a tu pareja.

Si bonito es recibir una tarjeta con una frase sincera, romántica, si lo acompañas con flores o plantas, el efecto se multiplica. Son complementarios, y además en un sinfín de colores, formas y precios… no hay excusa para no regalar aunque solamente sea una pequeña maceta o una sola flor.

Día de los Enamorados, plantas regalo

Como propuesta, algunas de las tendencias para este 2018 para este Día de los Enamorados son, nuestra extensa colección de Orquídeas, Azaleas, Anthurium, Spathiphyllum, Begonias, como flor cortada los ramos de Rosas, Tulipanes, y no olvidemos los preciosos arreglos florales con flores secas.

Las historias de San Valentín

Cada 14 de febrero se celebra en el mundo el supuesto Día de los Enamorados, el día de San Valentín, pero ¿quién es el famoso santo que todos citan? ¿Os habéis preguntado alguna vez de dónde viene el Día de los Enamorados?. Bueno pues aquí algunos apuntes que circulan, para quien le intrigue y quiera saber más.

Esta ‘festividad’ fue tomada por los católicos para recordar a San Valentín, conocido también como el santo de los enamorados. Y nos tenemos que remontar para llegar a la historia del primer San Valentín, al año 270 cuando la antigua Roma tenía un Dios para cada situación, mientras la iglesia cristiana convertía en la clandestinidad a los paganos. Allí en este contexto se encontraba Valentín, un médico romano convertido al cristianismo, que estaba en contra de la ley que prohibió a los jóvenes soldados casarse, porque según el emperador, eran mejores soldados si estaban solteros. A Valentín le pareció injusta esta medida contra los enamorados y en secreto decidió casar a las parejas jóvenes en el nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo. Cuando el emperador Claudio II se enteró sin dudarlo mandó decapitarlo, convirtiéndolo en el mártir de los enamorados.

Día de los Enamorados, Anthurium

Otra historia cuenta que San Valentín logró convencer a Claudio II de convertirse al cristianismo siempre y cuando sanara a su hija ciega de nacimiento. Valentín se encomendó a Dios para hacer el milagro, sin contar con que se iba enamorar de aquella mujer. Sin haberla sanado de su ceguera, Valentín la despidió antes de su ejecución con una carta de amor firmada ‘de tu Valentín’.

Algunos historiadores de la Antigua Roma dicen que “San Valentín no tiene nada que ver con el Día de los Enamorados”. Ellos cuentan que por esa misma fecha (14 de febrero) se celebraba el día de la fertilidad y también el día donde se celebraban más matrimonios entre los romanos.

El Día de San Valentín, como sinónimo del Día de los Enamorados empezó a celebrarse quince siglos atrás, concretamente en el año 494 d.C, auspiciado por el papa Gelasio I, quien tomó esta medida de celebrar una festividad católica el 14 de febrero, con el fin de anular y prohibir la fiesta pagana de las Lupercales que se celebraba desde la Antigua Roma cada 15 de febrero en honor a Lupercus, protector de los pastores y sus rebaños y como homenaje a la loba que amamantó a los gemelos Rómulo y Remo (destinados a fundar Roma según las antiguas leyendas).

Día de los Enamorados, Bromelias

Y como festividad religiosa se estuvo celebrando a lo largo de los siguientes quince siglos (hasta 1969) año en el que el papa Pablo VI en el Concilio del Vaticano II eliminaron la celebración como festividad del calendario postconciliar, pasando a ser esta una fecha con santo pero sin celebración. Así fue como la iglesia intentó desvincular a Valentín de la ‘celebración comercial’.

Os esperamos, y no solamente para el Día de los Enamorados, tenemos flores y plantas preciosas todo el año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *