+34 961 855 850 info@albogarden.com

Frutales enanos

Frutales enanos

¿Tienen frutales enanos? Esta es una de las preguntas que nos realizan con frecuencia a la hora de buscar un frutal, pensado para ser ubicado en pequeños espacios de la terraza, balcón o jardín.

Ya hemos hablado en otra ocasión de los frutales para la ciudad, precisamente teniendo en cuenta tanto las escasas dimensiones que se disponen, como de las normativas que deben tenerse en cuenta dentro del marco de convivencia establecidas entre vecinos.

De entrada, la definición de frutales enanos debe ser analizada con detenimiento ya que nos puede inducir a errores de concepto.

Por una parte tenemos frutales de pequeños tamaños de por sí, como por ejemplo los calamondines, también conocidos como “planta de naranjo miniatura” y que incluso se usan mucho como bonsái.

Por otra, tenemos variedades genéticamente seleccionadas, que se comportan con un crecimiento más compacto de lo habitual y por lo tanto pueden ser cultivadas en espacios más reducidos.

Y por último, tenemos la oportunidad de recurrir a la práctica de la poda, que bien trabajada nos permite mantener las dimensiones del frutal dentro de los valores razonables que nos hemos podido proponer.

Plantas de Kumquat

En los tres casos, aparentemente estamos ante frutales enanos, pero hemos llegado al mismo aspecto mediante conceptos distintos.

Nuestro personal especializado le asesorará sin compromiso sobre las especies o variedades más apropiadas en cada caso ya que no sólo tenemos que tener en cuenta el espacio disponible, sino también su orientación. Esta, con la disponibilidad correspondiente de horas de sol, incidirá tanto en el buen desarrollo natural del frutal como el que nos ayude de forma eficaz a un crecimiento más o menos compacto. La falta de luz influye en un crecimiento más espigado y desgarbado del frutal.

» En la sección de frutales, encontrará un amplio surtido de especies y variedades de frutales, todos plantados en contenedor para poder ser plantados en cualquier época del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *