+34 961 855 850 info@albogarden.com

Plantas de pensamientos

Plantas de pensamientos

Las plantas de pensamientos es una de las más populares del invierno. Con ella podemos crear alegres zonas de color tanto en nuestro jardín como en el balcón y terraza mediante jardineras.

Las plantas de pensamientos aportan un toque de alegría en una época en el que el color se agradece.

En su Centro de Jardinería en Valencia Albogarden, puede encontrar dos tipos de plantas de pensamientos. Le recomendamos que los tenga en cuenta, porque aunque pasan muchas veces desapercibidos por su gran similitud, ornamentalmente poseen notables diferencias.

Por una parte están los pensamientos que podemos catalogar de tradicionales. Nos referimos a la Viola wittrockiana. Son plantas que crecen más bien compactas y su principal atractivo reside en el tamaño y bello colorido de sus flores. El abanico de color es impresionante ya que pueden ser puros o en imaginativas combinaciones armoniosas.

Por otra parte está la Viola cornuta, de flores más pequeñas pero muy abundantes. Son comestibles y crece extendiéndose más sobre el suelo que la wittrockiana, hasta tal extremo que en jardineras puede llegara a adoptar un cierto porte colgante. Su gana de colores no es tan extensa pero lo compensa con la cantidad.

En su conjunto, el colorido y la gran resistencia de las plantas de pensamientos, las hacen ideales para decorar mediante pequeñas o grandes ‘manchas de color’ los jardines y jardineras. Incluso simplemente como planta aislada sobre una mesa.

Pensamientos variados

Cuando se plantan en grupo creando parterres, la apreciación del color es global, reinando el que predomina en los pétalos mayores. Pero cuando nos acercamos, observamos la gran riqueza en matices que nos aportan las flores de pensamientos. Hasta el extremo que en ocasiones nos parecen rostros con una graciosa mirada.

El sustrato adecuado para su trasplante en jardineras es el de “sustratos universal” o “sustrato de plantación”. Si las plantamos en el jardín, es recomendable enriquecer la tierra con estos mismos sustratos, utilizando entre un 10 a un 30% en su mezcla en función de la calidad de la tierra.

» Para obtener el mejor resultado, consulte a nuestro personal especializado de Albogarden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *