+34 961 855 850 info@albogarden.com

Allamanda cathartica

Allamanda cathartica

la Allamanda cathartica es una planta nativa de zonas de Sudamérica y Centroamérica y pertenece a la familia Apocynaceae, perteneciente al género Allamanda y llamado así en honor al botánico suizo Dr. Frédéric-Louis Allamand (1735-1803) a finales del siglo XVIII. Popularmente se la conoce como alamanda, trompeta amarilla, copa de oro, jazmín de Cuba, trompeta dorada, trompeta de oro…

La Allamanda cathartica tiene un porte arbustivo con tendencia trepadora que puede alcanzar varios metros ya que su crecimiento es vigoroso. Sus hojas perennes tienen forma lanceolada de color verde claro. Florece desde mediados de primavera hasta bien entrado el otoño mediante inflorescencias con vistosas flores amarillas en forma de campana que desprenden un delicado y afrutado aroma. El fruto tiene forma de cápsula ligeramente aplanada y elíptica con aspecto espinoso que contiene en su interior semillas con forma plana, seca y con un ala concéntrica gruesa.

En nuestro Centro comercial y de jardinería Albogarden en Valencia, se comercializa desde mediados de primavera hasta principios de verano en varios formatos, como en espaldera o piramidales, todos con varias plantas todas ellas muy compactas.

Allamanda en valla

La utilización más común es como planta de exterior ya que es ideal para formar espectaculares y coloridos setos con sus bonitas y llamativas flores de color amarillo brillante. Necesita de soportes sobre los que tutorarla ya que sus ramas no se retuercen con facilidad. Una exposición a pleno sol será ideal para obtener una gran floración en un sustrato no alcalino, rico en materia orgánica y con buen drenaje.

Si la queremos tener como planta de interior, debemos exponerla en lugares con la máxima luz posible, es una planta que no tolera bien la sombra, tampoco las heladas. El aire acondicionado, como la calefacción también son enemigos de la Allamanda como en general de todas las plantas en el interior de nuestra vivienda.

El riego debe ser moderado con agua que no contenga cal y cloro a ser posible. El abonado durante el período más cálido será cada 15 días, el resto del año una vez al mes será suficiente. El tipo de abono debe ser equilibrado pero rico en fósforo, potasa y con microelementos, ideal el abono para plantas de flor y respetando siempre las dosis recomendadas por los fabricantes.

Si queremos trasplantarla debe ser a principio de primavera, le irá bien el sustrato para plantas de interior como el sustrato para plantas de exterior, aportando una pequeña capa de grava o arcilla expandida en la base, si se trasplanta a maceta para favorecer el drenaje.

La poda será siempre bajo un criterio digamos ‘de limpieza’ eliminando ramas secas o sobrecrecidas. También podemos recortar los tallos del año anterior para estimular la floración.

La Allamanda cathartica es una planta muy rústica y no debemos tener problemas con ella si seguimos los consejos aquí indicados. De aparecer alguna plaga, las más comunes pueden ser el pulgón, la cochinilla, la mosca blanca y la araña roja.

» En nuestra Sección de Fitosanitarios disponemos de insecticidas sistémicos y acaricidas para su control tanto de forma preventiva como curativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *