+34 961 855 850 info@albogarden.com

Colección de Passifloras

Colección de Passifloras

Cuando hablamos de Passifloras nos viene a la mente la fruta de la pasión, conocida popularmente por maracuyá, mburucuyá, parcha, parchita o chinola, flor de la pasión, maracuyá común, granadilla, mburucuja, curubo, curuba de Castilla, pasionaria o tacso.

La maracuyá (Passiflora edulis) es una fruta exótica consumida como fruta fresca, pero en especial en zumos y derivados gastronómicos. Además y es lo que nos ocupa, como planta trepadora ornamental es muy utilizada en jardinería, tanto privada como pública por su increíble valor ornamental y no es para menos ya que sus flores de colores muy vivos, embellecen cualquier rincón y no hablemos de los deliciosos frutos que nos regalan algunas variedades.

Las especies de Passiflora sp. son plantas trepadoras de rápido crecimiento con zarcillos axilares, zarcillos que las ayudan en su trepado por lo que necesitarán de estructuras para su soporte y guiado como todas las trepadoras.

Y ahora entre las variedades que te proponemos va a ser difícil elegir porque todas ellas son diferentes y todas ellas te darán esa elegancia y colorido que las hacen ideales para cubrir vallas, muros, cenadores, celosías, etc. Las puedes coleccionar.

El nombre de ‘Flor de la Pasión’ viene del rasgo de sus flores ya que los primeros misioneros españoles que viajaron a Sudamérica usaban esta flor para ilustrar la historia bíblica de la crucifixión en su intento por llevar el cristianismo a los indígenas. Así, el anillo de filamentos multicolor simboliza la corona de espinas; la columna que está en el centro de la flor, el poste de los tormentos y los estambres en representación de las cinco heridas.
 
Passifloras en Albogarden

Características de la Passiflora sp.

El género Passiflora sp. agrupa cerca de las 600 especies, aunque con frutos comestibles encontramos sobre 50 variedades.

La familia a la que pertenece este género es la Passifloraceae y la mayoría de especies principalmente son originarias de Sudamérica (Brasil, Colombia, Perú y Ecuador), aunque hay algunas pocas originarias del sur de Asia, Australia y Oceanía.

A estas especies tenemos que sumar los híbridos que se crean de forma natural y los creados por los genetistas que van aportando nuevas formas en sus tallos, en sus hojas, en el color y tamaño de sus flores, sus frutos, especialmente las especies comestibles que buscan más peso, color, aroma y sabor.

Estas plantas son de hoja perenne pudiendo alcanzar hasta los 6-7 metros, siempre que detecten una superficie por donde trepar y anclarse mediante sus zarcillos, ya que si la dejamos a ras de suelo se desarrollará como si de una planta cubresuelo se tratase.

Sus hojas normalmente están compuestas por tres lóbulos (trilobuladas), pero hay especies que las tienen enteras. La floración se produce en verano con flores que son muy llamativas que al ser polinizadas nos darán un fruto de un color oscuro entre negro y marrón de unos 7 cm.

Variedades de Passiflora sp en Albogarden

·· Passiflora Snow Queen®
Es una especie fantástica a la vez que rara. Es preciosa en verano cuando nos ofrece una floración espectacular de grandes flores blancas puras, con un aroma exótico muy intenso. Llegan a medir entre 10 y 12 cm. rodeadas de largos filamentos también blancos. Sus hojas son gruesas de un color verde oscuro brillante
Tiene dos características a destacar, su resistencia al frío, lo hace hasta los -8ºC y su alta resistencia a las enfermedades más comunes.
 
Passiflora 'Snow Queen'
 
·· Passiflora caerulea
Esta especie es más conocida como Passionaria azul nos regala su floración en los meses de marzo y octubre. Sus vistosísimas flores de color blanco, azul y púrpura muy oscuro dan lugar a frutos naranja-amarillos, que son comestibles, pero insípidos. Forma una planta robusta con tallos leñosos y hojas perennes de un color verde oscuro.
Su tolerancia al frío máxima es para los 5ºC.

·· Passiflora edulis
Es la más cultivada por su fruto comestible, el verdadero maracuyá. Los tallos de esta especie son angulosos y nos proporcionan los meses de junio y agosto, unas atractivas flores blancas, aunque de color verde en el envés con filamentos blancos con bandas púrpuras.
La tolerancia másxima al frío de esta especie está en los 5ºC.

·· Passiflora vittifolia
Nos encantan sus flores rojas perfumadas de unos 15 cm. de diámetro que florecen en abundancia durante el verano hasta ya entrado el otoño, produciendo frutos comestibles. De crecimiento rápido puede llegar a medir los 10 m de altura. Sus hojas nos recuerdan a las de la vid con tres lóbulos vellosidades.
Es una planta muy resistente que no presenta problemas de plagas y enfermedades, aunque puede ser víctima de algunas orugas.

Cuidados de la Passiflora sp.

Conocer las exigencias de esta preciosa planta trepadora, hará posible que podamos disfrutar de su compañía durante mucho tiempo.
 
Passifloras en Albogarden
 

  • Ubicación: Debe estar situada en una zona muy luminosa, a pleno sol, y frente a una estructura en la que pueda trepar. Si está en semisombra debe tener horas de sol directo para que florezca bien. La podemos disfrutar en el interior del hogar en maceta, que debe estar muy bien iluminado y con la precaución de que en invierno esté en un lugar fresco ya que no le conviene la calefacción.
  • Temperatura: Son plantas rústicas que incluso en caso de daño por helada vuelve a rebrotar. Lo ideal es proteger a la planta si esta es joven en invierno.
  • Sustrato: El suelo debe drenar bien. Ser fértil, húmedo con materia orgánica moderada para no favorecer el excesivo desarrollo del follaje.
  • Abonado: Como comentábamos en el punto anterior, el exceso de abono favorecerá el desarrollo de las hojas, dando pocas flores, que son las que más nos interesan. Abonaremos a la dosis más baja recomendada por el fabricante durante la primavera y el verano con abonos orgánicos o minerales.
  • Trasplante: En caso de que la tengamos en maceta, el trasplante se efectuará siempre en primavera.
  • Riego: Debe ser frecuente y abundante en la época de crecimiento y floración, bajando la intensidad en invierno y evitando el riego en los días muy fríos o con heladas. Debemos evitar el encharcamiento ya que las raíces podrían pudrirse, por lo que siempre comprobaremos la humedad del sustrato en caso de duda.
  • Poda: Cortaremos después de la floración los tallos que nos hayan dado flor. Las plantas muy viejas si se les da una fuerte poda para rejuvenecerlas, durante los dos años siguientes producirán pocas flores, por lo que es mejor sustituir estas plantas por unas nuevas.
  • Multiplicación: En primavera podemos reproducirlas mediante esquejes con tres hojas, en arena y turba bajo plástico a 18-22º C. sin que pierdan humedad y con ventilación diaria. También podemos hacerlo mediante semillas a principios de primavera también.

 
Passifloras en Albogarden

Plagas, enfermedades y fisiopatías de la Passiflora sp

No tiene problemas si le proporcionamos los cuidados adecuados. No obstante puede los pulgones, cochinillas y ácaros pueden atacar a las Passifloras sp. en cuanto a plagas, que podemos combatir de manera preventiva.

Hay ciertas fisiopatías que también nos interesa conocer. Si la planta no cuenta con la luz solar adecuada, la floración será inexistente. Cuando sus hojas se tornen amarillas puede ser por falta de nutrientes o por encharcamiento. Debemos también saber que el follaje de la passiflora se deshidrata rápidamente y ello dará lugar a la caída de las hojas.

Te esperamos para asesorarte en tu nueva colección de Passifloras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *