+34 961 855 850 info@albogarden.com

Plantas carnívoras

Plantas carnívoras

De todos es sabido que el mundo de las plantas es apasionante y que nunca deja de sorprendernos. Como ejemplo, a todos y en especial a los más pequeños de la casa, nos llama la atención cuando hemos oído hablar alguna vez de las plantas carnívoras.

¡Plantas carnívoras! pero ¿cómo son? ¿Por qué las llaman así? ¿Qué comen? ¿Las podemos tener en casa? Son muchas preguntas todas ellas fruto de la curiosidad.

En su Centro Comercial de Jardinería en Valencia Albogarden tenemos una sección siempre con plantas carnívoras, también llamadas plantas insectívoras.

Son plantas que capturan mediante distintos métodos y consumen, a pequeños animales, normalmente insectos y diminutas arañas. Con ello obtienen parte o la mayoría de sus necesidades nutricionales, ya que suelen crecer en su hábitat natural generalmente en lugares donde el suelo es pobre y por lo tanto les cuestas conseguir el alimento necesario de forma tradicional.

Hay más de 900 especies de plantas carnívoras conocidas y la mejor forma de verlas o conseguirlas es en los Centros de jardinería como Albogarden. Las podemos tener en casa y aunque se les llame plantas carnívoras, las debemos de cuidar de igual forma que a las demás, obviando el abonado, ya que con su ‘caza’ obtiene la mayoría de sus necesidades nutricionales. Son plantas que no se fertilizan, de hecho algunos fertilizantes les resultan mortales.

Nepenthes, planta carnivora

Como curiosidad, podemos establecer varios tipos de plantas carnívoras desde el punto de vista de cómo atrapan a los pequeños insectos y arañitas. Entre los métodos utilizados están:

  • Los cepos. Como la Dionaea muscipula, la planta carnívora más popular de todas, también conocida como ‘la venus atrapamoscas’. Esta caza al insecto o animal pequeño cuando se posa en sus ‘hojas trampa’, que al tocarlas se cierran automáticamente.
  • Los pelos pegajosos. Como la Drosera que posee hojas en rosetas pegadas al suelo que segregan un fluido viscoso con aroma parecido al de la miel para atraer a sus presas.
  • Los cucuruchos. Como la Sarracenia que poseen un receptáculo donde caen los insectos y al querer salir, no pueden debido a los pelos invertidos.
  • Las urnas con tapa. Como la Nepenthes que las presas, buscando el néctar, resbalan por las paredes hasta el fondo lleno de caldo viscoso.
  • Las vejigas de succión. Como la Utricularia, planta acuática que posee vejigas bajo agua y cuando un insecto acuático o un pez diminuto las tocan… se dilata y ¡chupa al animal!

» Te esperamos en la sección de plantas carnívoras para aclararte cualquier duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *