+34 961 855 850 info@albogarden.com

Colección de Tillandsias

Colección de Tillandsias

Las Tillandsias, también conocidas como Clavel de la Luna o Clavel del aire, es un género de plantas exóticas que agrupa a más de 500 especies, todas ellas nativas del continente americano, exactamente de la Sudamérica tropical, Chile, Argentina (zona de los Andes) y del sur de Estados Unidos. Así las podemos encontrar en diversos hábitats como los desiertos, bosques y montañas de estas regiones. Pertenecen a la familia de las Bromeliáceas.

Dentro de la colección de Tillandsias que puede encontrar en Albogarden algunas de ellas son:

  • Tillandsia brachycaulos abdita
  • Tillandsia bulbosa
  • Tillandsia capitata red star L.
  • Tillandsia caput medusae
  • Tillandsia concolor
  • Tillandsia cotton candy
  • Tillandsia cyanea
  • Tillandsia fuchsii f. gracilis
  • Tillandsia ionantha
  • Tillandsia ionantha druid
  • Tillandsia juncea
  • Tillandsia magnuciana
  • Tillandsia melanocrater
  • Tillandsia streptophylla
  • Tillandsia teunifolia
  • Tillandsia usneoides
  • Tillandsia velutina
  • Tillandsia xerographica…

Una de las grandes peculiaridades de las Tillandsias es que literalmente viven en y del aire. Muchas de las especies de este género son epífitas. Esto quiere decir que crecen en la naturaleza normalmente sobre otras plantas, generalmente sobre los árboles, sin llegar a tener la categoría de parásitos. También las hay litofitas, que por lo tanto crecen sobre rocas, techos, líneas de teléfono, etc. Muy pocas especies crecen directamente en la tierra. Si nos fijamos vemos que más que raíces, en realidad posee una especie de ganchos con los que se agarra a estas superficies.

Tillandsia cyanea

También apreciamos de forma destacada en muchas especies, una apariencia gris tanto en sus hojas como en sus tallos. Este color es porque están cubiertas por diminutas escamas llamadas tricomas. Estas son las encargadas de recoger el agua de la lluvia y de la humedad ambiente, así como de los nutrientes que se encuentra en ella. Son órganos especializados equivalentes en su función a los pelos absorbentes de las tradicionales raíces.

La floración de las Tillandsias es muy diversa y bonita. Las flores pueden durar sólo unos días o hasta un año en las especies de crecimiento más lento. También es muy variable el color de las flores que puede ser amarillo, azul, blanco, naranja, rojo o rosa, con una enorme gama de colores intermedios. La floración, aunque depende también de cada especie, por lo general aparece a finales del verano o durante el otoño.  Algunas de ellas cuando están a punto de florecer, cambian de color. Otras nos ofrecen por igual una bella floración y una delicada fragancia.

Cuidados de las Tillandsias

Siempre debemos procurar simular el estado natural de estas plantas para que sigan creciendo perfectamente. Hemos comentado que son plantas muy resistentes y fáciles de mantener y son capaces de adaptarse a una amplia gama de diferentes ambientes.

Al no necesitar tierra para vivir, las podemos ubicar sobre macetas colgantes, maderas, piedras, cristales, troncos, etc., incluso con ellas podemos formar cuadros vegetales y composiciones artísticas en terrarios muy decorativas con otros elementos. Es raro que desarrollen alguna raíz, de hacerlo aparecerían con la única función de fijarse en el entorno en que la hallamos ubicado.

De forma natural las Bromelias crecen a pleno sol por regla general, pero en nuestra zona donde el ambiente es cálido, no se recomienda su exposición directa ya que los rayos de sol las quemarían. Si las ubicamos al aire libre siempre buscaremos la sombra de un patio, un porche, bajo la copa de un árbol o una gran planta en el jardín, patio o terraza, son espacios que les encanta ya que reciben la luz del sol filtrada y más humedad.

Lo que sí necesitan es luz suficiente si las tenemos en el interior, lo ideal es una orientación sur, este u oeste cerca de una fuente de luz como una ventana, pero que nunca reciba el sol directo ya que se quemaría. Antes comentábamos que podíamos ubicarla en un terrario, si lo hacemos y no hay luz suficiente siempre podemos aportársela con una luz fluorescente de amplio espectro como la que se utiliza en los acuarios.

Adoran el aire fresco, por lo que si están en el interior deben estar en un lugar bien ventilado. Esa ventilación seca las plantas entre riego y riego y ayuda a evitar que aparezcan enfermedades fúngicas por exceso de humedad.

Tillandsia magnusiana

No necesitan apenas agua para vivir y se adaptan a la sequía gracias a las adaptaciones fisiológicas de sus hojas. Generalmente, las Tillandsias de hoja verde requieren más agua y menos iluminación que las de color más grisáceo que toleran mejor la sequía y mayor iluminación.

El riego es importante y debe hacerse bien para que sobrevivan. En el interior normalmente en invierno se pulverizaría una vez a la semana, si hay calefacción igual le hace falta una pulverización extra si el ambiente es muy seco. En verano serán tres las pulverizaciones. Estas deben realizarse con agua libre de cal (la de lluvia les encanta). También en verano cada cierto tiempo es recomendable sumergir la planta en agua completamente para que se hidrate bien, para que se ‘llene de agua’. También de importante es que entre riego y riego la planta se seque para prevenir la aparición de hongos.

La manera natural de las Tillandsias para conservar la humedad, es observar que las hojas comienzan a curvarse, así que estaremos atentos porque puede ser también el inicio de una deshidratación, con lo cual sumergiremos la planta en agua toda una mañana para reanudar las pulverizaciones normales posteriormente.

Estamos ante plantas muy versátiles y adaptables a un rango de condiciones muy variado. En su hábitat natural los nutrientes los extraen de restos de insectos que mueren sobre ellas, del polvo, del viento… Y aunque no es necesario para su supervivencia que las fertilicemos, siempre agradecerán que en alguna pulverización le aportemos un abono a mitad de la dosis recomendada, por ejemplo el abono especial para Orquídeas. Ello hará aumentar su crecimiento y su floración.

En cuanto a las temperaturas digamos que el rango adecuado es muy muy amplio, desde los 5ºC a los 40ºC. Su temperatura ideal serían los 15ºC.

En cuanto a plagas y enfermedades, las Tillandsias son especies muy resistentes y no suelen dar complicaciones. Determinadas especies de hongos pueden atacarlas si hay mucha humedad y en épocas calurosas las cochinillas y los ácaros pueden también visitarlas.

Galería de imágenes de Tillandsias

» Su Centro de Jardinería en Valencia Albogarden, dispone entre su oferta de una importante colección de Tillandsias. Las encontrará en tamaños que oscilan entre 5 y 20 centímetros y en distintas variedades.

One thought on “Colección de Tillandsias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *