+34 961 855 850 info@albogarden.com

Consejos en julio

Consejos en julio

Agenda de consejos y cuidados para plantas, jardín, terraza y huerto urbano.

Julio es uno de los meses vacacionales por excelencia y por lo tanto uno de los que más tiempo se tiene para el cuidado de nuestras plantas. Un cuidado que en cuanto al riego es crucial.

Los últimos quince días de este mes de julio supondrán un claro desafío a la resistencia de las plantas, al igual que la primera quincena del próximo mes de agosto

Tareas generales del mes de julio

El riego como decimos es crucial. Al igual que para nosotros, las noches supondrán un alivio, también lo serán para el jardín, el huerto, la terraza, los balcones… ¡y además… el momento ideal para disfrutarlos!

·· No nos cansaremos de decir que el riego es de vital importancia. En el césped utilizaremos aspersión, en los arbustos, setos, árboles, macizos es recomendable riego por goteo. Para las plantas de interior lo mejor es la inmersión.

·· Las plantas de flor están a pleno rendimiento, así que debemos abonarlas con un abono rico en fósforo y potasio y bajo en nitrógeno. En nuestro departamento de farmacia vegetal, encontrarás un amplio número de abonos para todo tipo de plantas, entre ellos las de flor.

·· Sigue siendo clave el control de las plagas y enfermedades, así que utilizaremos en lo posible insecticidas y fungicidas de amplio espectro.

·· No debemos descuidar la eliminación de las malas hierbas. Si con la escarda no es posible eliminarlas utilizaremos un herbicida, pídenos consejo.

Césped

En cuanto a los cuidados del césped, puede que algunos días necesite más de un riego. Este debe de darse a primeras horas del día o últimas de la tarde, pero que nunca llegue a la noche mojado.

Segaremos con un corte medio cada semana para favorecer la transpiración del césped y si el césped es nuevo, de tepes, pasar el rodillo para asentarlo bien y favorecer nuevos brotes. Y si no es nuevo, hay que recebar las calvas si las hubiera.

Abonaremos nuestro césped con las dosis más bajas y ya debemos ir pensando en abonos que lo fortalezcan de cara al otoño.

Si vas a ausentarte siega el césped alto, como a dos tercios de la altura, así aguantará mejor el efecto del sol. Revisa bien el sistema de riego y los aspersores.

Geranios decorando bicicletas viejas

Árboles, arbustos y trepadoras

Podaremos los árboles que terminaron su floración. Limpiaremos de ramas secas, débiles o indeseadas los arbustos y trepadoras y les quitaremos las flores secas para favorecer la emisión de nuevas.

Debemos elegir la herramienta adecuada según el grosor de las ramas, que debe estar bien limpia y afilada para no provocar desgarros.

Este mes de julio y el próximo, son meses ideales para realizar esquejes semileñosos. Si estás dispuesto a ello escoge las ramas más vigorosas, dales un corte limpio, unta el extremo con hormonas de enraizamiento y procede a su plantación.

Para el riego de los árboles si no lo tenemos, debemos cavar un alcorque en torno al tronco para aprovechar mejor el agua de la lluvia o del riego. Vigilaremos que no se llene de malas hierbas, para ellos podemos incorporar corteza de pino, áridos… Si vas a estar unos días fuera, riégalos muy bien antes, al igual que los arbustos.

Huerto

En los frutales ya puedes recolectar albaricoques, melocotones y ciruelas, también es tiempo de cosecha en el huerto con las primeras sandías, melones, patatas, judías, cebollas, zanahorias, nabos, lechugas, tomates, pimientos, calabacines, pepinos

Imaginamos que no se te ha olvidado tutorar los tomates y pimientos. Si tenemos frutales en el huerto debemos hacer alcorques alrededor de los frutales para ayudar a recoger y utilizar mejor el agua del riego. También, trascurridos unos días del riego, removeremos la capa superficial del terreno para evitar que se pierda agua por transpiración y distanciar así los riegos. Iremos podando las ramas dañadas de los árboles e iremos formando sus ramas según los tengamos en forma de vaso, palmeta, cordón, etc.

Cultivo de tomates en huerto

Mantendremos el huerto libre de malas hierbas para evitar competencia con las plantas útiles y que además se conviertan en foco de posibles plagas. Podemos seguir sembrando judías, zanahorias, lechugas, pimientos, endivias, calabazas, tomates y pepinos.

De cara al otoño, invierno es tiempo de iniciar las siembras de brócoli, coliflor, col lombarda, remolacha, escarola, lechugas de invierno, además de otros cultivos como zanahorias, acelgas, espinacas… que pueden sembrarse todo el año.

Los riegos son aún más frecuentes si no hay lluvias y estos deben de efectuarse a primeras horas del día o al atardecer ya que la evaporación es menor y así las plantas utilizan mejor el agua.

Plantas de flor

Debemos proteger estas herbáceas de los efectos letales del calor excesivo, por lo que no descuidaremos el riego. Si las plantas de temporada están muy castigadas, se pueden replantar nuevas del tipo petunias, dalias, begonias, geranios

Rebajaremos las dosis de abonado con cada riego pero a las dosis recomendadas más bajas y vigilaremos las plagas y enfermedades, aplicando tratamientos preventivos en especial contra cochinillas, orugas, pulgones, vigilando las hojas, tallos y los nuevos brotes. Para evitarlos, los tratamientos preventivos los mantendrán a raya.

Podemos podar las aromáticas para que comiencen de nuevo su brotación de cara a septiembre. Podemos aprovechar las espigas florales secas para hacer saquitos perfumados.

En esta época los geranios y murcianas sufren la amenaza de la oruga de la polilla del geranio (Cacyreus marshalli). El insecto pone los huevos en las corolas y las larvas devoran el corazón de los tallos, causando la muerte de las plantas. Debemos actuar de forma preventiva en los primeros estadios larvarios usando insecticidas.

Eliminaremos las viejas flores de las vivaces y anuales para prolongar su floración.

Debemos tutorar las plantas de largos tallos que sostengan flores grandes. Podaremos las trepadoras cuando termine su floración y dirigiremos constantemente sus ramas. Podemos también sembrar las plantas anuales.

Trabajando la tierra

Plantas de interior

Si vas a salir unos días asegúrate de que tus plantas de interior tengan una buena hidratación. No todas las plantas necesitan el mismo riego, lo que si es común a todas es la aparición de patógenos por encharcamiento, así que lo evitaremos.

Las agruparemos para generar un microclima más húmedo, y las pulverizaremos con agua destilada o descalcificada un par de veces al día. Los sistemas de nebulización de agua emiten gotas finísimas que se evaporan muy rápido en el ambiente rebajando la temperatura varios grados e incrementando la humedad, sin mojar. Estos sistemas pueden también utilizarse en terrazas.

Si el follaje mantiene bien la humedad evitaremos el ataque de la araña roja. Este ácaro prospera gracias al calor y la sequedad ambiental. Sabrás que está siendo atacado por la araña roja si las hojas pierden color y comiencen a secarse, observando en el envés unas finísimas telas con minúsculas arañas. En ese caso lo mejor es rociarlas con un acaricida.

Podemos suspender los aportes de fertilizantes a las plantas de interior reiniciándolos en septiembre. Es tiempo de eliminar las hojas secas y las ramas o troncos que le dieran un aspecto desgarbado. Y trasplantarlas a una maceta ligeramente mayor si es necesario.

En nuestro centro encontrarás todo lo necesario para poder disfrutar del cuidado de tus plantas, jardín, terraza y huerto urbano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *