+34 961 855 850 info@albogarden.com

Stapelia, Caralluma, Huernia y Orbea

Stapelia, Caralluma, Huernia y Orbea

Nueva colección para los amantes de las suculentas

El mundo de las suculentas atrae a muchos coleccionistas. Y es que sus colores, formas, tamaños y flores son todo un espectáculo para la vista y en algunos casos para el olfato porque existen especies como la Albuca spiralis que tienen un aroma estupendo a vainilla durante días. Otras tienen un sutil perfume, tan sutil que tienes que acercarte mucho y con mucho cuidado, para percibirlo.

Un perfume muy agradable que sólo dura una noche, es el que nos regala una flor blanca de hasta 25 cm de diámetro con numerosos pétalos, la del Epiphyllum oxypetalum o Dama de noche.

Cuando hablamos de flores y perfumes, algo que nos puede sorprender es que una preciosa flor pueda oler mal, muy mal. Pero no debemos renunciar a este género de plantas por ello porque su floración espectacular nos compensa.

Y hoy en este post vamos a hablar de ellas. Son géneros de suculentas que pertenecen todos ellos a la familia Apocynaceae y tienen todos o algunos de ellos flores que huelen mal: Duvalia, Orbea, Stapelia, Huernia, Edithcolea, Caralluma, Brachystelma, Echidnopsis, Rhytidocaulon, Piaranthus, Tavaresia, Pseudolithos, Orbeanthus, Microloma, Tromotriche, Philibertia, Quaqua, Larryleachia y Frerea.

Algunos no los vas a encontrar facilmente, así que hablaremos de los géneros que normalmente cultivan los viveros especializados y son fáciles de encontrar, como son Stapelia, Caralluma, Huernia y Orbea. Muchos las conocen como ‘estrellas africanas’.

Stapelias, Huernias y Carallumas en Albogarden
Stapelias, Huernias y Carallumas de venta en Albogarden

¿Por qué huelen mal las flores?

Estos géneros tienen en común que son originarios del Sur de África y que nos ofrecen llamativas flores con un perfume desagradable. Necesitan desprender esa fragancia para polinizarse, así que huelen como a carne podrida, a cloaca o estiércol por lo que se las conoce también como flores de carroña.

Los insectos en especial las moscas y moscardas se acercan a ellas y depositan sus huevos allí, pero no llegan a eclosionar porque mueren al marchitarse la flor. Todo esto puede asustarte, pero todo está controlado, la Naturaleza es sabia, recuerda. Cada flor no tiene una duración larga, pero la floración es muy prolongada en el tiempo ya que las flores se forman en rotación.

Las flores huelen mal cuando estás muy cerca de ellas y las hueles, pero su belleza no la encontrarás en otros géneros.

Sus flores en forma de estrella y sus colores, formas y tamaños que varían mucho de un género a otro e incluso entre especies, son espectaculares, llaman muchísimo la atención por su rareza. Antes de abrir sus pétalos forman como un globito, eso ya de por sí es bonito. Su floración se da en otoño y en verano, pero en los climas más cálidos pueden florecer durante todo el año.

Es fácil que estas flores fructifiquen y podamos obtener semillas que son fáciles de germinar. Estas vienen en una vaina redondeada y larga terminada en punta que al abrir contiene las semillas plumosas.

Cómo son las Stapelias, Carallumas, Huernias y Orbeas

Antes de pasar a sus cuidados es conveniente que sepamos distinguir un poco cada género.

Género Stapelia

El género Stapelia comprende unas 43 especies, siendo las más populares: Stapelia erectiflora, Stapelia flavopurpurea, Stapelia gigantea, Stapelia grandiflora (considerada la más bonita), Stapelia hirsuta, Stapelia leendertziae, Stapelia leendertziae cristata, Stapelia variegada… Es originario de las zonas tropicales de África del sur, concretamente de Botsuana, Namidia y Zimbawe.

Stapelia gigantea
Stapelia gigantea

Son plantas suculentas, que requieren terrenos muy bien drenados que se desarrollan a lo ancho no alcanzando grandes alturas, aunque sus tallos son erguidos, muy ramificados tienden a colgar fuera de la maceta que las contiene. Habitualmente se encuentran en color verde intenso que tiende a rojizo y en algunas especies su color es grisáceo con tonalidades moradas. Sus flores tienen forma de estrella plana que pueden alcanzar grandes dimensiones de 5 a 40 cm, que aparecen en la base de la planta en las especies grandes, en las más pequeñas se localizan a lo largo de los tallos. Los frutos en su interior contienen semillas plumadas que se dispersan por el viento.

Género Caralluma

Este género comprende unas 120 especies, aunque sólo cinco son populares: Caralluma burchardii, Caralluma europea, Caralluma fimbriata, Caralluma hesperidium y Caralluma speciosa.

Caralluma hesperidium
Caralluma hesperidium

Son plantas suculentas o crasas que crecen en África, Arabia, Asia y Europa. Sus tallos carnosos son delgados, cuadrangulares de un color verde, azulado o marrón que pueden alcanzar de 10 a 90 cm. máximos en altura. Sus hojas, que a veces las tienen, son tan pequeñas que pasan desapercibidas, son como escamas. Las flores se agrupan en inflorescencias que brotan en la parte superior de los tallos, tienen forma de estrella, algunas con pilosidades en los bordes y en una gama de colores morados, púrpura-marronáceo, rojas con bandas blancas, rojas con líneas amarillas, púrpuras con el centro amarillo-anaranjado, aterciopeladas de color marrón oscuro…

Género Huernia

Huernia es un género que contiene aproximadamente 70 especies de plantas suculentas de bajo crecimiento. Las variedades más conocidas son Huernia brevirostris, Huernia echnideriana, Huernia hystrix, Huernia keniensis, Huernia penzigii, Huernia schneideriana, Huernia somalica y Huernia zebrina.

Huernias en Albogarden
Huernias de venta en Albogarden

Son nativas de Sudáfrica y la Península Arábiga. Sus tallos erguidos son de un color verde azulado, apiñados en grupos. Las flores surgen en la base de los tallos, son pequeñas (tres cm) pero muy atractivas formando una estrella en cinco lobuladas de color amarillo, rojo o marrón.

Género Orbea

El género Orbea tiene cerca de 92 especies y es nativo del sur de África y Arabia. Las especies más populares son Orbea abayensis, Orbea albacastanea, Orbea anguinea, Orbea araysiana, Orbea baldatii, Orbea melanantha, Orbea semota, Orbea variegata, Orbea verrucosa

Orbea semota
Orbea semota

Se trata de plantas con una formación maciza de tallos suculentos cilíndricos o cuadrangulares que pueden alcanzar los 15 cm. de altura muy ramificados. Son de un color verde, verde-azulado muchas veces maculados de color verde oscuro o púrpura. Las hojas están reducidas a escamas. La floración se da en inflorescencias que salen desde la base formando una estrella con cinco lobuladas que van del de color amarillo pálido al púrpura, aunque la mayoría son en tonos amarillos o rosados con puntos púrpura-marrón, difieren los colores según la especie.

Cuidados de las Stapelias, Carallumas, Huernias y Orbeas.

Como plantas suculentas necesitan una exposición soleada, condición indispensable para que florezcan.

En cuanto a temperatura, recordemos de dónde son originarias, así que aunque algunas especies pueden soportar temperaturas bajas, si estas persisten las dañará. Este tipo de plantas pueden cultivarse en maceta, así que si prevemos que las temperaturas van a bajar las podemos resguardar.

La mayoría de cactus y suculentas viven en una amplia variedad de suelos, pero les debemos garantizar unas mínimas condiciones como un buen drenaje, que el suelo no se compacte y tenga suficiente aireación, retenga los nutrientes y que mantenga algo la humedad. Existen sustratos para cactus y suculentas que nos facilitarán el trabajo. Los podemos utilizar tanto para mejorar el terreno como para el trasplante.

El trasplante en maceta se realiza en primavera cuando los tallos se amontonen en los bordes de la maceta. Iremos utilizando cada año una maceta un poco mayor y no olvidemos poner en la base una capa de grava o arcilla expandida para favorecer el drenaje.

Stapelias en Albogarden
Stapelias de venta en Albogarden

En cuanto al riego, la regla de dejar que se seque entre riegos el sustrato es válida, pero no olvidemos que para no debilitarlas necesitan una ligera humedad y no pasar mucha sed. Si están en maceta, nunca debemos dejar estancarse el agua en el posamacetas. Cuando aparezcan los botones florales aumentaremos algo el riego para que no aborten las flores, pero sin excedernos.

Debemos aportarle en primavera-verano un fertilizante líquido en el agua de riego. En el mercado encontraremos los abonos especiales para cactus y plantas suculentas y los aplicaremos siguiendo las instrucciones de cada fabricante en cuanto a la dosis recomendada; todos ellos son abonos con el aporte correcto y equilibrado en cuanto a nutrientes para el correcto y equilibrado crecimiento de la planta.

Este tipo de planta no se poda, si hay alguna parte que se seca, la eliminaremos con cuidado con utensilios desinfectados para evitar infecciones.

La multiplicación se efectúa por semilla o por esqueje. Lo más sencillo es hacerlo por esquejes que retiraremos entre junio y agosto. La mayoría de especies tienen los tallos articulados, unidos uno a otro, por lo que podemos separarlos por la unión con un cuchillo afilado o coger los tallos provistos de raíces. Dejaremos que se cicatrice el corte y lo plantaremos a una profundidad de 1,5 cm con algún soporte de sujeción. Al verano siguiente ya florecerán.

Si optamos por la semilla las sembraremos en primavera en un sustrato para cactus y suculentas y cubriremos las semillas con una fina capa de arena. Debe permanecer a una temperatura sobre los 20-25ºC con una humedad uniforme. Cuando germinen y alcancen el tamaño para ser manipuladas se trasplantarán a maceta definitiva con el mismo tipo de sustrato. Tardan unos tres años en florecer de este modo.

Stapelia
Stapelia

Plagas y enfermedades de las Stapelias, Carallumas, Huernias y Orbeas

En este tipo de plantas es mejor la prevención. Tratamientos preventivos una vez al mes durante la primavera y el verano, la librarán de la cochinilla algodonosa, al igual que de los pulgones que aparecen alrededor de los botones florales.

En cuanto a enfermedades evitaremos una humedad excesiva en la época fría del año. Si nos excedemos en el riego veremos cómo la base de los tallos comienza a pudrirse. Si esto ocurre eliminaremos los tallos afectados y daremos un tratamiento fungicida.

Si vemos como lacios los tallos será debido a la falta de agua.

En Albogarden disponemos de una bonita colección de estas plantas que son muy buscadas y ambicionadas por los apasionados de las plantas suculentas pero no fácilmente localizables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies