+34 961 855 850 info@albogarden.com

Consejos en julio

Consejos en julio

Julio es uno de los meses vacacionales por excelencia y por lo tanto uno de los que más tiempo se tiene para el cuidado de nuestras plantas. A continuación os comentamos algunos consejos en Julio.

En términos generales, es un mes muy parecido al anterior y por lo tanto se siguen recolectando los frutos del huerto, hay que ir preparando el terreno para las nuevas plantaciones, los riegos son aun más frecuentes si no hay lluvias y estos deben de efectuarsea primeras horas del día o al atardecer ya que la evaporación es menor y así las plantas utilizan mejor el agua.

Si tenemos un huerto urbano podemos hacer alcorques alrededor de los frutales para ayudar a recoger y utilizar mejor el agua del riego. También, trascurridos unos días del riego, removeremos la capa superficial del terreno para evitar que se pierda agua por transpiración y distanciar así los riegos.

Mantendremos el huerto libre de malas hierbas para evitar competencia con las plantas útiles y que además se conviertan en foco de posibles plagas. Podemos seguir sembrando judías, zanahorias, lechugas, pimientos, endivias, calabazas, tomates y pepinos. Y aprovechamos para ir podando las ramas dañadas de los árboles e ir formando sus ramas según los tengamos en forma de vaso, palmeta, cordón, etc.

Corte de césped

En cuanto a los cuidados del césped, puede en algunos días necesitar más de un riego. Este debe de darse a primeras horas del día o últimas de la tarde, pero que nunca llegue a la noche mojado.

Segaremos con un corte medio cada semana para favorecer la transpiración del césped y si el césped es nuevo, de tepes, pasar el rodillo para asentarlo bien y favorecer nuevos brotes. Y si no es nuevo, hay que recebar las calvas si las hay.

Abonaremos nuestro césped con las dosis más bajas e ir pensando en abonos que lo fortalezcan de cara al otoño.

En el jardín podaremos los árboles que terminaron su floración, limpiaremos las flores secas para favorecer la emisión de nuevas, y si las plantas de temporada están muy castigadas, se pueden replantar nuevas del tipo petunias, dalias, begonias, geranios…

Con las temperaturas altas debemos aumentar los riegos, rebajar las dosis de abonado y vigilar las plagas y enfermedades, aplicando tratamientos preventivos en especial contra cochinillas, orugas y muy en especial la araña roja ya que las altas temperaturas y humedad relativa baja favorece su desarrollo.

Plantas de Nertera en Albogarden

Con respecto a las plantas de interior, vigilaremos la humedad ambiental ya que necesitará ser aumentada, sobre todo las plantas de hojas grandes. Es tiempo de eliminar las hojas secas y las ramas o troncos que le dieran un aspecto desgarbado. Y trasplantarlas a una maceta ligeramente mayor si es necesario.

En la terraza deberemos regar las plantas casi a diario. Prestar una especial atención a los pulgones, vigilar el envés de las hojas y los nuevos brotes. Para evitarlos, los tratamientos preventivos los mantendrán a raya.

Las abonaremos con cada riego pero a las dosis recomendadas más bajas. Podaremos las trepadoras cuando termine su floración, e ir dirigiendo constantemente sus ramas. Y también sembraremos las plantas anuales.

También podemos podar las aromáticas para que comience de nuevo su brotación de cara a septiembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *