+34 961 855 850 info@albogarden.com

Clivia miniata

Clivia miniata

Perteneciente a la familia de las Amaryllidaceae, y bajo el nombre popular de Clivia encontramos esta planta clásica en patios, terrazas, porches y también en el interior de nuestros hogares. Es su fácil cultivo la razón de su popularidad por un lado, y por otro su atractiva floración.

En el Centro Comercial y de Jardinería Albogarden en Valencia, la encontramos en maceta, lista para disfrutarla en cualquier rincón iluminado en el interior de nuestro hogar, aportándole una maceta decorativa o plantada directamente en nuestro jardín, en solitario en un bonito macetón, en borduras, en arriates,… queda perfecta tanto por la elegancia de sus hojas como por su espectacular floración, ahora si, en un lugar de semisombra, el sol directo la ‘quema’.

En lugares de clima cálido no tendremos problemas con ella. Es una planta que es capaz de soportar las heladas resistiendo hasta los -7ºC, perderá sus hojas, pero rebrotará en primavera de nuevo.

Clivia miniata en macetaEs fundamental para que al año siguiente florezca que tenga su ‘descanso anual invernal’, con temperatura fresca (sin calefacción) y sin riego. Será al comienzo de la primavera, cuando concluya ese reposo, cuando aparecerá la vara floral y comenzaremos ya con su riego gradual.

Aprovecharemos este riego cada quince días para abonarla con un fertilizante para plantas de flor que incluya microelementos como el hierro para que no amarilleé.

La Clivia, no necesita de un riego excesivo, más bien debe ser moderado, ya que tiene una buena reserva de agua en sus hojas y raíces. Si se riega en exceso se pudrirá. Es conveniente de vez en cuando ‘lavarle las hojas’, le gusta.

A la hora de su trasplante o plantación en suelo, debemos tener en cuenta que no le gustan los suelos arcillosos. No necesita un trasplante cada año, pero si renovar la capa superficial del suelo o sustrato con un aporte de un sustrato universal, o sustrato para plantas de flor. El trasplante se realizará siempre después de la floración.

Es importante tener en cuenta que si queremos obtener una buena floración debemos evitar que forme fruto, ya que consumiría las reservas del bulbo y la floración sería más pobre, por lo que hay que cortar la flor nada más se seque.

Plagas y enfermedades de la Clivia

En nuestro Departamento de Sanidad Vegetal, nuestro personal especializado nos indicará cómo debemos actuar de forma preventiva para evitar estas enfermedades y plagas que pueden atacar a nuestra Clivia.

Serían la cochinilla algodonosa (Pseudococcus citri), que ataca la base de las hojas y los pulgones en cuanto a plagas.

Y a nivel de enfermedades, serían los hongos los que producirían unas manchas pardas en las hojas (Colletotrichum spp. o Ascochyta spp.).

» Plantas de Clivia en distintos tamaños, macetas, sustratos, fitosanitarios… y asesoramiento técnico en nuestro Centro Comercial y de Jardinería Albogarden en Valencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *