+34 961 855 850 info@albogarden.com

Consejos en agosto

Consejos en agosto

Agenda de consejos y cuidados para plantas, jardín, terraza y huerto urbano

En agosto los días se van acortando y nuestras plantas se nota que vegetan mejor que en julio. Y es que el mes pasado, julio, es en España el mes más caluroso, en el que hemos sufrido algunas olas de calor.

Si nos vamos de vacaciones en este mes ¿Quién se queda al cargo de nuestras plantas? Debemos dejarlo todo preparado y evitar que para nuestras plantas de jardín y terraza sea esta la prueba más dura del año por nuestra ausencia.

Tareas generales del mes de agosto

Bastante que hacer en nuestro huerto y jardín en agosto. Da igual que estos sean de campo, terraza o balcón, agosto es el mes en el que hay periodos de ausencia, porque este mes es por excelencia el mes vacacional en España y muchos lo aprovechan para realizar viajes y conocer nuevos lugares. Si hay ‘algún pero’ este mes, es que nuestras plantas no se van de vacaciones.

·· Lo más importante sigue siendo el riego, y más si estas están ubicadas en jardineras o macetas. Siempre recomendamos que en la medida de lo posible utilicemos en el césped la aspersión, en los arbustos, árboles, vivaces, anuales, setos… el riego por goteo y la regadera o el riego por inmersión para las plantas que tengamos en maceta.

·· Debemos continuar con la escarda de las malas hierbas, hay que mantenerlas a raya.

·· Tampoco descuidaremos el tema de las plagas y enfermedades, utilizando para ello insecticidas y fungicidas sistémicos de amplio espectro si fuera necesario.

·· Cuando hace mucho calor, no es conveniente abonar las plantas de flor y de interior, así que podemos suspender este mes el abonado para ellas.

·· A partir del 15 de agosto, comienza a hacer menos calor, así que podemos comenzar a preparar las plantaciones de otoño preparando el terreno mezclando la tierra con mantillo.

Poda de frutales

Césped

No todas las especies de césped hacen su reposo durante la misma época del año, las hay que lo hacen invernando en invierno y las que lo hacen agostando en el verano, por eso en muchas plantaciones se hacen mezclas para tener verde el césped todo el año.

Como siempre lo seguimos regando a primera o última hora del día. El abonado, a dosis más bajas lo realizaremos con abonos más ricos en potasa y con menos nitrógeno, así lo fortaleceremos de cara al otoño.

Lo segaremos para favorecer la transpiración con un corte tirando a alto. Si hay que resembrar algo debe ser ahora. Pasaremos el escarificador para airearlo.

Controlaremos también posibles plagas y enfermedades (orugas, roya…) y si nos vamos revisaremos el sistema de riego para que no falle dándole un buen riego antes de partir.

Árboles, arbustos y trepadoras

Si tenemos árboles en el jardín podemos eliminar ramas jóvenes indeseadas, lo que se llama ‘podar en verde’, así la poda en invierno no será tan excesiva.

En las coníferas en la segunda quincena si están en seto necesitarán un recorte para recuperar la forma. Debemos tener especial atención y observar las acículas de las coníferas, si están se tornarán marrones podrían estar sufriendo un ataque de hongos, normalmente si hay mal drenaje o escasa aireación en el suelo.

También liberaremos a los arbustos y trepadoras de las ramas indeseadas, recordando que la poda fuerte de los que tienen la floración estival la haremos a finales del invierno.

Rosal trepador

Eliminamos también las flores secas de nuestras plantas, las ramas secas, eso favorece la emisión de nuevas, aunque ya debemos pensar, si son plantas de temporada, en las de otoño. Como en las hortícolas podemos recoger aquellas semillas que queramos plantar el año próximo.

En cuanto a los rosales, debemos cortar las rosas para que sigan floreciendo y podar las ramas del año a unos 5 cm del punto de inserción del tallo principal para seguir teniendo rosas en otoño.

Realizar tratamientos preventivos para evitar plagas y enfermedades. Acolcharemos el pie de árboles, arbustos y trepadoras para conservar la humedad y seguiremos manteniendo con frecuencia el riego, aunque menor ya que la temperatura sigue siendo alta.

Huerto

Agosto es uno de los meses más pródigos en el huerto. Tenemos en su punto melones y sandías. No olvidemos que para que ganen en dulzor debemos restringir el riego al máximo. Si hay riego en exceso se produce el agrietamiento de su corteza.

Los frutales para poder distanciar algo el riego (todavía hace calor) podemos remover la capa superficial del terreno a los pocos días de su riego y así evitar que se pierda agua por transpiración, al mismo tiempo que eliminaremos las malas hierbas que sin duda compiten tanto por la humedad como por los nutrientes del suelo. Debemos podar las ramas dañadas y formar sus ramas en palmeta, cordón, vaso… según tengamos su plantación. Tiempo de recolección de higos.

A mediados de mes ya podemos ir preparando el terreno aportando mantillo para las hortícolas de otoño. Todavía recolectaremos pimientos y berenjenas y los demás cultivos como calabacines, tomates, pepinos… los iremos eliminando conforme se vayan agotando.

Ahora es tiempo también de recoger las semillas de aquellas aromáticas y hortícolas que no sean variedades híbridas para sembrar el próximo año. Si podamos las aromáticas, las obligaremos a que comiencen de nuevo su brotación de cara a septiembre.

Recolección de hortalizas y flores

Plantas de flor

En este mes no hace falta abonar las plantas de flor. Sí que iremos eliminando las flores y hojas marchitas para que sigan floreciendo bien. Las plantas que son altas y quebradizas como los gladiolos o las dalias siempre es conveniente tutorarlas para que no se rompan.

Este tipo de plantas requieren de mucha agua, así que déjalas bien provistas de este elemento si te vas asusentar.

Plantas de interior

En las plantas de interior, si alguna necesita de trasplante ya deberíamos haberlo realizado, aunque en este mes todavía podemos hacerlo. Podemos seguir abonándolas, pero no pasa nada si este mes suspendemos los fertilizantes.

En cuanto a evitar plagas y enfermedades seguiremos realizando tratamientos preventivos de triple acción, prestando mucha atención a los ácaros. El calor y la sequedad propician la aparición de la araña roja que podemos mantener a raya con un ambiente húmedo.

En las plantas de hoja grande, tendremos la humedad ambiental alta. Y por último no olvidemos si nos ausentamos, de que sigan teniendo la iluminación y la reserva de agua que necesitan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *