+34 961 855 850 info@albogarden.com

Consejos en febrero

Consejos en febrero

Agenda de consejos y cuidados para plantas, jardín, terraza y huerto urbano

Febrero es un mes difícil para dar consejos concretos ya que la climatología todavía es muy variable. Sabemos que aunque los días son más cálidos… las noches suelen ser frías e incluso con alguna fuerte helada en zonas más alejadas de la costa.

Tareas generales del mes de febrero

Ante las circunstancias que comentábamos al comienzo no debemos precipitarnos en la toma de decisiones y seguiremos con labores que deberíamos haber realizado durante los dos meses anteriores como son terminar con las podas de frutales, rosales, remover los terrenos del huerto y jardín sin vegetación para su preparación, etc.

·· Realizaremos la poda de limpieza, rejuvenecimiento y formación de árboles, arbustos y trepadoras. También la de los arbustos caducifolios que florecen en verano o que han dado flor en invierno, antes de que broten.

·· Recortaremos las gramíneas ornamentales y herbáceas perennes o vivaces que se han mantenido en pie, aunque secas, todo el invierno.

·· Ya podemos plantar o trasplantar si la especie lo admite, y si la climatología lo permite, los árboles, arbustos, trepadoras y setos caducifolios, y por supuesto las perennifolias en general.

·· Estos árboles, arbustos, trepadoras y setos que hemos podado, debemos fertilizarlos con abono orgánico, con la intención de que mejore también la estructura del suelo, además de nutrir a la planta. Para ello esparciremos en torno al pie o en el alcorque el abono mezclándolo con la tierra, enterrándolo ligeramente para luego aplicar un riego.

·· Si tenemos estanque debemos limpiarlo y colocar en él aquellas plantas acuáticas nuevas o que retiramos para resguardarlas de las heladas.

·· Podemos comenzar con los semilleros de algunas plantas de temporada para su plantación a comienzos de primavera.

Si estas labores típicas de invierno ya las tenernos realizadas, podemos ir avanzando en aquellas vinculadas con la primavera. Valencia goza de inviernos suaves que terminan bastante pronto.

Orquídea

Recordaremos que el Día 14 de febrero, es el Día de los Enamorados y nuestro centro dispone de una amplia colección de plantas para este día especial.

Césped

En pocas semanas la pradera de césped saldrá de su letargo invernal, por lo que daremos un repaso al césped limpiándolo de malas hierbas y del musgo que se haya formado a causa del frío y la humedad (pregúntanos y te recomendaremos los productos adecuados para ello).

Si con las lluvias hemos observado charcos en el césped debemos mejorar el drenaje del terreno en esos sitios pinchando el suelo con una horquilla.

Debemos resembrar las calvas si las hubiere. Para ello aplicaremos la mezcla adecuada de mantillo y semillas, o lo más cómodo, plantar tepes. Recordemos que febrero y marzo son dos meses ideales para hacerlo.

Evitaremos que la pradera llegue a la noche mojada por culpa del riego. Los cortes de siega seguirán siendo distanciados y algo más altos de lo habitual para proteger a las raíces del frío. Aportaremos durante este mes humus de lombriz o estiércol de caballo bien descompuesto para que la brotación primaveral sea mejor. Y podemos comenzar con los abonados de lenta liberación para ir aportando nutrientes conforme comience la actividad de las plantas cespitosas.

Árboles, arbustos y trepadoras

La espectacular Glicinia y otras muchas trepadoras en nada estarán repletas de flores. Debemos mirar si hay ramas secas, débiles o en sitios que no deseemos para eliminarlas antes de que emitan las yemas y botones florales. Revisaremos a la vez los atados de todas estas plantas tutoradas y desataremos y volveremos a atar aquellos que veamos que corren riesgo de estrangulamiento de sus ramas por el engrosamiento de las mismas. Revisaremos también los soportes y sujeciones para que no haya problemas y sujeten bien toda la vegetación. A medida que vayan emitiendo tallos los iremos guiando y atando sin estrangularlos.

Frutales en Albogarden

Aportaremos a los cítricos como los naranjos, limoneros y kumquats un abono orgánico especial para ellos, lo van a necesitar de cara a la floración de primavera donde nos regalarán el maravilloso perfume de azahar. Lo mezclaremos con el sustrato y regaremos después. Si fuera necesario su trasplante es ahora el momento de hacerlo.

Durante el periodo de reposo en los frutales y demás árboles y arbustos caducifolios, las plagas también han permanecido latentes (orugas minadoras, cochinillas, procesionaria, etc.). Al comienzo del engorde de sus yemas conviene aplicar un aceite mineral mezclado con un insecticida sobre ramas y troncos.

Si bien todos nuestros frutales están en contenedor y los podemos plantar durante todo el año en suelo, si lo hacemos en estas fechas, comenzarán su ciclo vegetativo arraigando en el terreno definitivo. Los primeros en florecer son los almendros, pero le siguen rápidamente los demás frutales, siendo todo un espectáculo.

Huerto

Debemos preparar bien el terreno, ponerlo a punto para las siembras y plantaciones que se acrecentarán a partir de las próximas semanas.

Durante el invierno, con el frío y las lluvias se forma una costra que debemos romper entrecavando el suelo. Lo escardaremos para eliminar de él restos de cultivos y las malas hierbas. Aplicaremos abono orgánico (compost, humus de lombriz, estiércol) y alisaremos el terreno con un rastrillo.

Febrero es un mes muy inestable, se le llama ‘febrerillo el loco’, así que si nos lo permite podemos desde mediados del mes, sembrar apio, repollo de verano, nabos, cebollas, rábanos, guisantes, acelgas, lechugas de ciclo primaveral, espinacas, zanahorias, puerros, pimientos, tomates…

También seguiremos recolectando si plantamos, coles de Bruselas, puerros, chirivías, apio, nabos…

col

Plantas de flor

Seguimos disfrutando del anticipo de la primavera con las plantas anuales y vivaces que florecen aún con frío: Aubrietas, Violas, Gazanias, Prímulas, Bellis, Ranúnculos, Osteospermun, Arabis, Cyclamen, entre muchas.

Preparemos el terreno ya que la plantación debe realizarse con el suelo libre de malas hierbas y de cultivos agotados. Como en el caso del huerto, removeremos la tierra para airearla, le aplicaremos un abono orgánico y seguidamente plantaremos. Es lo que se llama un abonado de fondo, que lentamente irá liberando los nutrientes.

Ya podemos comenzar con las plantaciones primaverales como Begonias, Impatiens, Petunias, Tagetes, Ageratum, etc. También plantaremos los últimos bulbos de otoño, distanciados cada 10 días para prolongar su período de floración y en las zonas ya plantadas y que no han salido aun, podemos remover con cuidado la tierra de la superficie para favorecer su nascencia.

Realizaremos lo mismo con las plantas que tengamos en maceta, removeremos la superficie y espolvorearemos sobre ella el abono orgánico para seguidamente regar.

Plantas de interior

Tras el reposo invernal, nuestras plantas de interior necesitan también una puesta a punto antes de salir completamente de su letargo.

Limpiaremos y eliminaremos las ramas que las afeen, las ramas viejas o estropeadas. Comenzaremos con los abonados a baja dosis con fertilizantes equilibrados y sacaremos al exterior aquellas plantas que hemos protegido del frío en el interior del hogar, pero al hacerlo, cuidado con los cambios bruscos de temperatura ya que necesitan un período de aclimatación.

Con el riego seguiremos como hasta ahora, moderado y retirando si hay plato o cubremaceta el agua sobrante. Ya podemos comenzar también abonando estas planta de interior con fertilizantes equilibrados a dosis bajas.

Recordar para el Día 14, Día de los Enamorados que disponemos de una amplia colección de plantas para este día especial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *