+34 961 855 850 info@albogarden.com

Estiércol de caballo

Estiércol de caballo

El estiércol de caballo, es muy apreciado para la fertilización en jardinería de plantas ornamentales y hortícolas, cultivadas tanto en suelo como en maceta. Posee un alto contenido húmico (ácidos húmicos y fúlvicos) lo cual indica la presencia de muy diversas fitohormonas que provocan un excelente desarrollo radicular.

El estiércol de caballo es un producto 100% natural, rico en materia orgánica animal. Su principal acción es mejorar la estructura física del suelo, enriquecerlo por desgaste o empobrecimiento. Si el suelo es pesado y compacto, lo aligera y si la tierra es ligera le da más cuerpo.

Estiércol de caballo como enmienda orgánicaSe presenta en sacos de 50 litros. En su composición encontramos turba negra, abono orgánico y hierro.

El caballo necesita para su proceso digestivo gran cantidad de bacterias, lo que forma la base del singular efecto de este producto. Esta asimilación bacteriana es la que produce las sustancias nutritivas para las plantas, además de calentar el suelo. Así obtenemos el mejor color en nuestras plantas ornamentales y el mejor sabor y color en nuestras frutas y hortalizas.

El estiércol de caballo, como su propio nombre indica, proviene de las heces de dicho animal. No es recomendable utilizarlo en fresco, ya que nos encontraremos con el mal olor que desprende y además al estar muy caliente, quemará las raíces de nuestras plantas. Por el riguroso proceso de compostaje a que es sometido, este estiércol de caballo está exento de olores y semillas de plantas adventicias.

A la hora de utilizarlo en nuestro huerto urbano y jardín, es ideal mezclarlo con la tierra. De esta manera, el suelo quedará fértil y esponjoso, ideal para comenzar a plantar nuestras plantas, que encontrarán un suelo de excelente calidad.

Recomendamos que para lo que son plantaciones nuevas o preparación de terrenos, se aporte el estiércol de caballo durante las épocas de otoño, invierno y principios de primavera. En el caso de cultivos ya establecidos se utilizará como enmienda orgánica, aportándolo desde principio de primavera a mediados de otoño.

No tenemos excusa para abonar nuestro huerto urbano y nuestras plantas y jardines con uno de los más interesantes abonos orgánicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *